27 septiembre 2007

DEPRESION

Un hombre oculto en el pasado o mejor, la fantasía que había creado en torno aun hombre que conocio mucho tiempo atrás.

¡que estupidez! Depresión, locura por un hombre que ni siquiera sabia donde vivía, por el que se apasiono perdidamente en su juventud. Como tantas chicas de su edad Alex era una persona absolutamente normal, pero necesitaba pasar por la experiencia del amor imposible.
Salvo que, a diferencia de sus amigas, que solo soñaban con el amor imposible, Alex decidió ir mas allá: tenia que conquistarlo, el vivía en el centro del país y ella lo vendió todo para ir a su encuentro. Tenia novia y ella acepto el papel de amante, tramando planes secretos para un día conquistarlo como esposo. El no tenia tiempo ni para si mismo, pero ella se resigno a pasar días y noches en el cuarto del hotel barato esperando sus raras llamadas telefónicas.
A pesar de estar dispuesta a sopórtalo todo, en nombre del amor, la relación acabo en fracaso. El nunca se lo dijo a las claras, pero un día Alex entendió que ya no era bien recibida y regreso a su ciudad.
Paso algunos meses malcomiendo, recordando cada instante que estuvieron juntos, reviviendo miles de veces los momentos de alegría y placer en la cama, tratando de descubrir alguna pista que le permitiera creer en el futuro de aquella relación. Sus amigos se preocuparon, pero algo en el corazón de Alex le decía que aquello era pasajero: el proceso de crecimiento de una persona exige un precio que ella estaba pagando sin chistar. Y así fue: cierta mañana despertó con una inmensa voluntad de vivir, comió como desde hacia mucho tiempo no lo hacia y salió para conseguirse un empleo consiguió no solo el empleo si no las atenciones de un joven apuesto, inteligente, cortejado por muchas mujeres. Al año ya estaba casada con el.
Despertó a envidia y el aplauso de sus amigas. La pareja fue a vivir a una casa cómoda, con un buen huerto, que daba al rió. Tuvieron hijos y en el verano se iban de vacaciones.

El corazón de Alex se acelero. Quizás fue el presentimiento de algo malo un accidente sufrido por sus hijos regreso corriendo a casa estaban viendo Tv. pero la tristeza no se fue. Alex se acostó y durmió casi 12 horas y, cuando despertó, no tenia ganas de levantarse. La historia de preseren le había devuelto la imagen de aquel su primer amante, de cuyo destino nunca mas tuvo noticias.
Y Alex se preguntaba “¿insistí lo suficiente?” ¿tendría que haber aceptado sin condiciones el papel de amante, en vez de querer que las cosas anduvieran según mis propias expectativas?¿luche por mi primer amor con el mismo tesón con que luche x injusticias?”

4 comentarios:

Metzonalli dijo...

Él no la merecía, además, sólo se puede luchar hasta cierto punto, porque sólo hasta cierto punto depende de uno una relación de pareja. Yo lo sé por experiencia, me enamoré y luché y luché (bah, y parte de mí sigue luchando), por él y por lograr volverlo a enamorar. Pero sólo hasta cierto punto pude intentar y él se cerró a mí. Tan importante como luchar es también saber parar.
Saludos

Will..I..am dijo...

No podemos saber como reaccionarios ante una situacion como esta,, todo depende de como este nuestra "rueda de la vida" kizas tiempo atras hariamos algo qe actualmente no,, lo importante es luchar y sacar provecho de las cosas y nunca dejar pasar las oportunidades qe se no puedan presentar...

Nicky dijo...

metzonalli:
kreo k tdos pasamos x la decepcion amorosa, aunke muchas veces se vuelve una obsesion y se va de las manos...___________________________

will..i..am
en este caso tienes razon hay k aprovechar oportunidades k se presentan una sola vez en la vida

Nicky dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.